Follow by Email

lunes, 25 de agosto de 2014


Yo maté a mi propio hijo porque fui indiferente a cosas

 que pasan alrededor nuestro.




La dura frase es de Eduardo Tonello, padre de Pablo, de 27 años, brutalmente asesinado por un delincuente que quiso robarle la bicicleta. Hay que ir por donde la justicia no apunta, reflexiona, aludiendo a las causas de la alta criminalidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario